El proceso de reconstrucción es bastante claro y sencillo: Mecánicos certificados reparan el vehículo previamente identificado o designado con título de siniestro, y luego, el Departamento de Vehículos Automotores – DMV, hace una inspección. Si el vehículo aprueba dicha inspección, la DMV considera que el vehículo ha sido “Reconstruido” y le emite un nuevo título al propietario. Al cumplir con dicho proceso, usted podrá asegurar el vehículo, y conducirlo en las vías.

Did this answer your question?